Los dulces forman parte de nuestra cultura pero su consumo debe ser moderado, no debemos olvidar que siempre deben formar parte de una dieta sana y equilibrada en la que no falten frutas, verduras, yogur, pescado y cereales integrales entre otros alimentos.

miércoles, 11 de abril de 2012

ALMENDRAS CARAMELIZADAS





Almendras de tradición familiar...
 Estas almendras las he visto hacer durante toda la vida en mi familia que es de Lérida y yo misma llevo años y años haciéndolas. 
Si las hacéis el éxito está asegurado.
Las llamamos ''ametlles de la padrina'' (almendras de la abuela).
En Lérida la ''padrina'' no es la madrina sino la abuela...!!!


INGREDIENTES:


almendra largueta cruda con piel
azúcar
aceite de oliva suave
cuchara de madera
una superficie de mármol o papel de horno o lámina de silicona




PREPARACIÓN:


1- Ponemos las almendras en un cazo cubiertas de agua y las llevamos a ebullición. Cuando empieza a hervir el agua apagamos el fuego a los 30 segundos (máximo un minuto). Esto nos sirve para quitarles la piel.


2- Les quitamos la piel (veréis que con los dedos la piel salta rápidamente) y las vamos echando en u recipiente con azúcar, no demasiado, ya le iremos echando más hasta que quede como en la foto.


3- Echamos el preparado en una sartén con aceite en frío y las freímos a fuego moderado. Las vamos removiendo sin parar con una cuchara de madera.


4- Las almendras se van dorando poco a poco y el azúcar queda separado de las almendras y con un aspecto terroso. Esto es normal. Hay que seguir removiendo con la cuchara de madera.


5- Llega un momento en que las almendras quedan brillantes desapareciendo el aspecto terroso del azúcar y ya queda adherido a ellas. Ese es el momento de sacarlas.


6- Con la espátula o cuchara de madera las sacamos de la sartén esparciéndolas rápidamente en el mármol (previamente untado con aceite para que no se peguen en él) y separándolas con la cuchara para que no queden todas juntas hechas una bola. Lo suyo es que queden individuales. 


7- Una vez frías les podemos sacar el exceso de aceite con papel de cocina y las metemos en un bote de cristal que es como se conservan brillantes.































7 comentarios:

  1. Gracias por seguirme, me puedo tomar una almendrita?se ven deliciosas.

    ResponderEliminar
  2. De nada...!!! Es lo que nos falta, poder probar las recetas de los demás. Aquí todo es virtual, hasta nosotras, jajaja...

    ResponderEliminar
  3. Hola Pili! a la mare li ha fet molta gracia el teu blog, potser caldria afegir a la recepta que el marbre ha de estar untat amb oli per que sino s'empegen les ametlles de la padrina. felicitats per el teu blog.
    Montse Eritja

    ResponderEliminar
  4. Ja ho he modificat. Gràcies pel comentari. Qualsevol altra cosa m'ho dieu i jo ho rectificaré...!!!
    Petons a la tieta Rosa.

    ResponderEliminar
  5. que ricas!!! esta receta me la guardo que son de las que me encantan preparar. Un beso grande!! me quedo por aqui, que veo cosas muy interesantes.

    ResponderEliminar
  6. Encara recordo quan les feiem amb la mama. Pelar les ametlles era el que més m'agrada, després de menjar-me-les, es clar!!!
    La teva germana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenen molt d'èxit sempre que les faig, agraden a tothom!

      Eliminar